UK  ES  ES



La empresa Poty fue creada por el señor Jean Poty en 1976 y estaba especializada en el mundo de la construcción y de las obras públicas. A mediados de los años 90, la empresa elaboró, con la ayuda de dos ingenieros, una persiana revolucionaria de láminas flotantes. Dos años de pruebas intensivas han confirmado su fiabilidad. En 1996, se creó la empresa . Sus cubiertas de piscinas compaginan con éxito la innovación, la fiabilidad, la seguridad y la economía.

La cubierta sumergida se compone de un motor tubular de baja tensión integrado en el eje de desenrollamiento de la persiana. El sistema esta fabricado con acero inoxidable 316 L, de calidad marítima y equipado de láminas de PVC con tratamiento anti UV.

De verdadera inovación, solicitó varios patentes europeas por su sistema.

Muchas veces copiado, pero nunca igualado, el sistema polivalente y único permite adaptar las cubiertas sumergidas automáticas tanto a las nuevas construcciones como a las piscinas existentes.

Las ventajas son evidentes, se pone de manera sencilla en la piscina, sin necesidad de romper la pared, ni vaciar la piscina, ni tocar la estanquidad del vaso. Se integra así perfectamente a la obra realizada.

La persiana permite reducir la evaporación y gracias a las láminas solares consigue aumentar la temperatura del agua en unos grados. La persiana protege la piscina de la suciedad y reduce el consumo de productos de tratamiento. Fiable, gracias a su mecanismo totalmente automático, este sistema es también muy seguro y es conforme a todas las normas de seguridad en vigor. En posición cerrada, la persiana soporta el paso repetido de una persona de cien kilos.